La Universidad Politécnica de Madrid ha aprovechado el reconocimiento, por parte del Ministerio de Educación, de su Campus de Montegancedo como Campus de Excelencia Internacional para apoyar la creación, en el año 2013, del Centro de Apoyo a la Innovación Tecnológica (CAIT), con el objetivo fundamental de impulsar la explotación de resultados propios de la actividad de I+D y servir de estímulo al proceso innovador en el ecosistema empresarial cercano a la UPM.

edificio_cait

 

El reconocimiento de que el éxito del proceso de innovación tecnológica y de transferencia de conocimiento desde las universidades hacia los sectores productivos, requiere el diseño y uso de nuevas iniciativas institucionales que refuercen la puesta en valor del esfuerzo en I+D, de forma diferenciada de las estrategias de un centro de I+D+i o de las actuaciones al alcance de los grupos de investigación es lo que justifica la creación de un Centro como el CAIT.

Con el desarrollo del ecosistema tecnológico abierto de la UPM se pretende crear un proceso de realimentación positiva que cubra los siguientes objetivos específicos:

1. Atraer nuevas empresas innovadoras que encuentren un entorno favorable para establecer alianzas estratégicas con la UPM y que combinen su propia actividad con la realización de actividades conjuntas de I+D con la UPM y con otras entidades del ecosistema . Algunas de estas entidades pueden no proceder de la UE sino de otros lugares (por ejemplo de EEUU o de la UE) en la medida en la que favorezcan su interacción con la UPM y la comercialización de los resultados de la misma.

2. Acelerar el desarrollo de tecnología mediante actuaciones que faciliten la integración de tecnologías, su proceso de madurez hacia productos y servicios comercializados, su interacción activa con usuarios a lo largo del ciclo de vida de los productos, y su puesta en valor en el mercado internacional.

3. Desarrollar más rápidamente los spin-offs generados por la UPM o por otras entidades agregadas a la misma en el CEI Montegancedo (por ejemplo, desde las entidades con las que se han creado centros de investigación o tecnológicos mixtos) acelerando su proceso de crecimiento en internacionalización mediante acuerdos con inversores y acceso a otras tecnologías disponibles en el ecosistema.

4. Poner al servicio de las entidades agregadas un conjunto de plataformas de servicios que hagan atractiva su ubicación en el Campus y la colaboración entre ellas para la integración de tecnologías y acercamiento al mercado.

5. Apoyar la búsqueda de recursos externos financieros para actividades de I+D, para el propio proceso de comercialización de tecnologías, y para elcrecimiento de spin-offs haciendo más atractiva la inversión tecnológica extranjera en España.

6. Conocer mejor las necesidades y tendencias del mercado con el fin de actuar prioritariamente en aquellas áreas tecnológicas en las que se concentra actualmente la inversión empresarial e influir con ello en las actuaciones de la UPM y de las entidades asociadas a la misma en el ecosistema tecnológico innovador.

 

figura

La figura describe de manera esquemática las características del ecosistema tecnológico abierto al que se ha hecho referencia. Desde este punto de vista, el CAIT no debe considerarse un elemento aislado sino que forma parte integral del ecosistema innovador asociado a la UPM como la apuesta estructural que actué de catalizador de su desarrollo. La necesidad de cubrir esta función de catalizador e intermediario en el proceso de innovación ha empezado a identificarse como un elemento esencial. Así, se reconoce la necesidad de contar con “actores especializados en la articulación y selección de nuevas opciones tecnológicas, en la búsqueda y localización de fuentes de conocimiento, en la construcción de conexiones entre los proveedores externos de conocimiento y en la implementación de estrategias de negocio e innovación”.